Las rejillas para piscinas de Criclan recogen con eficacia el agua desbordada en instalaciones públicas y privadas, el contacto al pisarlas es muy agradable y ofrecen los estándares más elevados en cuanto a seguridad e higiene. Pueden discurrir paralelas o cruzadas al margen de la piscina y adaptarse tanto a cualquier forma libre de la piscina o el jacusi como a formas rectangulares. La instalación en diferentes radios es tan sencilla como la realización de diferentes tipos de esquinas, entre las que se encuentran esquinas en inglete, en abanico o romas. Las rejillas con una disposición cruzada respecto al borde de la piscina están disponibles también como modelos enrollables.